Devocionales

La dualidad del hombre y sus conflictos internos

La dualidad del hombre y sus conflictos internos
(introducción)

Romanos 7:22-23
1 Pedro 5:8-9

Los conflictos internos tienen sus raíces.  Romanos siete nos da una entrada a que veamos con más claridad lo que pedro describe en (1 Pedro 5:8-9) y de lo que Pablo expresa en (Romanos 7:22-23) como el conflicto entre e la ley de la mente y la ley de los otros miembros de su cuerpo. 

Sin lugar a dudas el cristiano tiene una doble vida.  Una que inicia con su nacimiento físico en el mundo y otra que inicia con su nacimiento espiritual en Cristó Jesús. Desde ese instante el cuerpo se convierte en terreno de batalla entre ambos reinos.  Una ley se aplica a la mente y va poco a poco ganando terreno con cada batalla que le gana al pecado.  Su reino va creciendo, al tiempo que destrona la antigua naturaleza.  Cuando recibes a Cristó como rey y salvador y das tus primeros pasos en tu nueva vida,  todo es dulzura y Dios te protege de cada posible caída.  Pero según vas creciendo comienza la exposición y sin darle cuenta entras en una nueva etapa.  Y los conflictos entre la ley de la mente y las de los otros miembros en ti. Inician sus conflictos y sus ataques.  Por eso Pedro llama a que estés sobrio porque, el antiguo dueño del trono no dejará su terreno perdido con tanta facilidad. 

Los próximos días veremos como los conflictos internos toman diferentes formas y como cada una de las dos naturalezas lucha internamente para prevalecer sobre la otra. Pablo habla de dos reinos en Romanos 7. Pedro habla de las batallas que aún están por librarse en su primera carta. Y nos advierte que estos conflictos son necesarios (1 Pedro 1:6). No es cuestión de si se presentarán, sino más bien de cuando se presenten estés listo para saber enfrentarlos con fe de que Cristó estará contigo. 

Cuidado con tu ignorancia.

Todo tiene un principio y el cristiano recién convertido conoce dos verdades.  1- Que el era pecador 2-Y que Jesús es su salvador.  Pero según va madurando en su vida cristiana se da cuenta que era más pecador de lo que pensaba. Por eso Pablo habla de las dos leyes en Romanos 7:23.  La mente carnal representa la enemistad con Dios.  Y muchos piensan que debe ser calmada y puesta en silencio. Cuando lo necesario es que sea crucificada, porque es de la única manera que no estará al acecho para atacar como león cuando menos lo esperas. 1 Pedro 5:8 habla de ese enemigo interno.

Nuestro cuerpo es el nido de esa naturaleza y de vez en cuando retoñan una que otra rama y no sabes si viene torcida o no, porque no se evidencia cual de las dos naturalezas retoñan allí dentro. El pecado que acecha en tu carne se va debilitando según vas conociendo como piensa y como funciona esa naturaleza.  Pero bajo ninguna circunstancia pienses que se quedara tranquilo.

1 Pedro 1:13 nos dice “ceñid (ajustarse sin dejar espacio) , Sed (estar constituido o formado de cierta materia),  poned(poner un objeto dentro de otro)  y os traera”  aquí pedro presenta tres condiciones humanas que dan un resultado espiritual. La palabra dice “os traerá la revelación de Jesucristo. 

Tus conflictos necesitan de esa revelación. De ese conocimiento que es Cristo, para poder prevalecer.  Cada nueva revelación te da una victoria sobre el pecado y al mismo tiempo esa derrota del pecado activa el contra ataque. 

1 Pedro 1:14 ” Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais en vuestra ignorancia”

La unión comunitaria de los imperfectos. 1 Pedro 2.

El papel de la iglesia en tu vida tiene una gran importancia. Esa unión de una parte de la comunidad cristiana, a lo que llamamos iglesia.  Es simplemente un despliegue de la gracia y la misericordia de Dios.  Donde el permite que sus imperfectos hijos adoptados tengan un lugar de encuentro, con el simple propósito de que se unan en sus imperfecciones y se muestren dispuestos a tolerar a otros imperfectos que también fueron invitados a esa reunión para dar acción de gracia a Cristó por su salvación. 

Tus conflictos y tus batallas internas dejan de ser lo más importante a la hora que decides adorar a Dios.  Cada uno enfrenta sus propias pruebas.  1 Pedro 2 es uno de los capítulos que considero tiene una gran importancia para la iglesia de hoy día. Habla de la esperanza que hay en Cristó (vv12) , la salvación y de la razón de la misma (vv15) , habla de las luchas y los padecimientos(vv11) , habla de ser tolerantes, de dar lo mejor(vv13),  habla de la iglesia como pueblo escogido(vv9), habla de prudencia y misericordia (vv15-16). Es una radiografía de lo que somos como pueblo de Dios. 

¿Por que este capítulo de 1 Pedro 2 tiene tanta importancia en tu vida? Por una simple razón y es que te muestra el problema, el padecimiento, los ejemplos de ese dolor, la razón y el porqué de ser cristiano,   para que puedas ver que no eres el único que padece estas pruebas.  

El versículo 25 te entrega dos razónes irrefutables para seguir en el camino de Cristó, dice que te tienes un pastor (guía) y guardián (seguridad) en Cristó. Lo que indica que tu comunidad (iglesia, familia, hermanos, salvos, recibidos e imperfectos) también fueron escogidos y que tu estas llamado a la oración y la reflexión en tus imperfecciones y no en la de tus hermanos. 

Las falsas expectativas 
1 Pedro 4:1-5

Existe un movimiento en algunos creyentes que dicen no sentir deseos de la carne y que el pecado para ellos ya no es un problema. Basándose en 1 Pedro 4:1-4 buscan desesperadamente mostrar que ya no son proclives al pecado. No vamos a contradecir sus creencias, en mi experiencia a estos hermanos les aquejan dos grandes problemas, la insensibilidad y las falsas expectativas. 

Ciertamente tenemos una segunda naturaleza, esa que clama al padre y que cada día busca esa imagen y semejanza con la que fuimos creados, esa que repudia el pecado y que nos alerta antes de las caidas.  Pero al mismo tiempo está la del Adam. Esa que lucha por su espacio. La que después de un tiempo de derrotas en esas batallas diarias, reaparece en medio de campo de guerra como que si nada hubiese sucedido.   

Charles Spurgeon lo expone de la siguiente manera. Citamos “Estos son los dos principios que constituyen el hombre dual: la carne y el espíritu, la ley de la mente y la ley del pecado, el cuerpo de muerte y el espíritu de vida.” cierre de cita.  Lo que significa que es natural que se den los conflictos entre ambas naturalezas tanto al interno en lo personal, como dentro de la iglesia, en la familia, en la comunidad y otros.  Por lo tanto es necesario evaluar cada día nuestra posición y esto se logra con un tiempo diario de comunión con Dios a solas. Para poder iniciar el día con la primera victoria espiritual.

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín informativo por correo electrónico para obtener una mirada semanal a las principales historias en viajes, diseño y fotografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.