Devocionales

La insuficiencia esta parte de lo cotidiano

La insuficiencia esta parte de lo cotidiano en nuestra patria. Nosotros como dominicanos nos hemos acostumbrado a que siempre nos falte algo. Me gustaría escuchar la opinión de algún psicólogo sobre este tema. Pero la realidad es que nosotros siempre nos falta algo. Una nación que creció sin rumbo fijo, sin visión desde su descubrimiento. Una isla que la descubrieron por accidente, y que coincidencia nos llamaron indios. Al transcurrir de los años la nación creció y logro su independencia y nos quedamos carentes de unión, no se creo una visión sobre nuestros destinos.
Ahora nos encontramos a más de quinientos años después del descubrimiento. Y la verdad es que ahora tenemos más carencias que antes. Hoy nos hace falta: Seguridad Social, Educación, Luz Eléctrica, Hospitales, Vías de Acceso a diferentes partes de nuestro territorio; a pesar de los avances tecnológicos. Nos hace falta conciencia a todas los niveles de la sociedad. Nos hace falta Médicos, Profesores, y para no decir que no hay, nos hacen falta científicos, laboratorios, y para llegar a los limites de lo ridículo, nos hace falta una selección nacional de Pelota (baseball).
Y queremos exigirle a pueblo que sepa elegir a nuestros representantes políticos. si de esto es que tenemos la mayor carencia en este país. La representación política de nuestra Republica desde nuestra independencia; ha sido efímera y para no decir que no hay existido. Si nos remontamos a los anos después de la independencia. Se hace muy notable las peleas entre diferentes grupos para quedarse con el poder. Grupos que apoyaban a Francisco Henríquez y Carvajal, grupos que apoyaban Buena Aventura Báez, entre otros que marcaron la historia con una punta de lanza en el conocimiento. Con un parche en la conciencia en la memoria, con un futuro en silla de ruedas. Hoy vemos los resultados.
Al parecer la repetición si transcurriendo con nada es nada. Del 1966 al 1980 pasaron catorce años y luego 6 de destrucción, nos tomo catorce años recuperarnos de ese desastre en la historia Dominicana, 1986 al 2000. Para luego empezar de nuevo en la reconstrucción.
La única diferencia es que ahora tenemos una sociedad menos sensible. Tenemos Internet, tenemos rutas, pero no tenemos vías, tenemos casas, pero no tenemos hogares, tenemos escuelas, pero no hay centros educativos, tenemos universidades, mas no tenemos profesionales. La carencia se ha hecho mayor, y cada día que pasa perdemos algo más importante nuestra identidad, como nación, como país, como patria.

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín informativo por correo electrónico para obtener una mirada semanal a las principales historias en viajes, diseño y fotografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.