Devocionales

Quédate con todo

Quédate con mis besos,
Desnúdame el alma y vístela de ti,
Camina mi cuerpo sembrando tu piel,
Y deja que la noche amanezca en mi.

Quédate el viento y la brisa,
Quédate con mis labios en tu boca,
Quítame todo, no dejes nada,
Que a solas mi cuerpo llama por ti.

Déjame sin nada,
Quítame hasta el aliento,
Y bebe el sudor de mi piel,
Y si quieres no me devuelvas el amanecer,

Quédate con todo lo tengo,
Con mis besos y mis labios,
Con mi piel y mi aliento,
Con todo cuanto tengo y todo lo soy

Déjame sin nada,
Pero bríndame tu piel,
Bríndame el gemido de tu cuerpo,
Bríndame tus labios caminando mi pecho

Bríndame una noche,
Bríndame tu perfume,
La fragancia de tu piel,
Y las curvas de tus pechos,

Bríndame una noche,
Bríndame el silencio,
Bríndame tu espacio,
Déjame caminar tu cuerpo…Quédate con todo

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín informativo por correo electrónico para obtener una mirada semanal a las principales historias en viajes, diseño y fotografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.