Devocionales

Su Presencia


Descubrí un espacio parecido a su silencio,
Donde las estrellas llegaban a casa,
Y las gaviotas descansaban después de su vuelo,
Donde los segundos no se cuentan…
Descubrí la sonrisa de sus labios,
y la ternura de su mirada.
Me dejo sonar a su lado y medir palabras
Me brindo su abrigo, y su amistad.
Cuando en mi vida había poco que buscar,
Y en un abrir y cerrar de ojos me cambio la vida,
Me despertó de este sueño absurdo
Y de este diario vivir que le llaman vida.
Me cambio las circunstancias y me nombre su hijo,
Me declaro su propiedad y despertó mis sentidos,
Me dijo que desde hace tiempo viene tratando conmigo,

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín informativo por correo electrónico para obtener una mirada semanal a las principales historias en viajes, diseño y fotografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.